"La publicidad de hoy es un oxímoron, todo está pensado para llegar al corazón"

Mi nombre es Miguel Rodés Merino, pero podéis llamarme "Sr. Rodés: soberano de sus palabras, dueño de su destino".

 

De familia acomodada busco el desacomodo entre la creatividad y la curiosidad.

Me encanta enfrentarme al folio en blanco sin más armas que palabras como balas.

 

Osado caballero, cabalgo por el imperio de mi ingenio. Cada frase, cada expresión es importante para llamar la atención, despertar nuestros sentidos y estimular nuestra imaginación.

 

Por eso aquí me veis meditando, pensando, reflexionando… "en la organización de nuestros pensamientos reside el éxito de nuestras acciones".

 

Porque la publicidad de hoy es un oxímoron, todo está pensado para llegar al corazón.